Concreto oxidado

El concerto oxidado es una opción decorativa en pisos y muros donde se quiere cambiar la tonalidad del concreto y no se han puesto selladores o resinas. Ideal para interiores y exteriores con pisos de acabado pulido espejo.



La técnica consiste en colar el piso con el acabado deseado y después de 28 días de maduración hacer la oxidación por medio de ácidos que reccionan con las sales del cemento, al final se lava el piso con bicarbonado de sodio y se aplica un sellador.



Para resultados más interesantes se pueden hacer combinaciones de color por secciones.